Crece tu negocio con Business Intelligence

‘Business Intelligence’, o inteligencia empresarial, se refiere al uso de datos en una empresa para facilitar la toma de decisiones. Digamos que es un conjunto de estrategias y herramientas enfocadas al análisis de datos de una empresa mediante el análisis de datos que ya existen.

Todas las empresas recopilan datos relativos a ventas, a compras, a inversiones, a tiempos. Miles de datos y variables pueden ser estudiados y utilizados para construir nuevas estrategias, conocer las fortalezas, y por supuesto, las áreas de oportunidad.

Business Intelligence trata de extraer los datos de la empresa de distintas fuentes mediante las herramientas o técnicas ELT (extraer, cargar y transformar), o actualmente ETL (extraer, transformar y cargar), para luego cargarlos en una base de datos. Todo este análisis, permite incrementar el nivel financiero, administrativo, y con las decisiones mejorar las acciones de la empresa.

Herramientas y soluciones de Business Intelligence

En cuanto a las herramientas y metodologías de Business Intelligence, tienen algunas características comunes:

  • Accesibilidad a la información. Sin información, sin datos, no hay nada que estudiar. Estas herramientas y técnicas garantizan el acceso a los datos por parte de los usuarios.
  • Apoyo en toma de decisiones. Acceso a herramientas de análisis que permitan a los usuarios seleccionar y manipular aquellos datos que les interesen.
  • Orientación al usuario final. Se busca independencia entre los conocimientos técnicos de los usuarios y su capacidad para utilizar estas herramientas.

Las soluciones de Business Intelligence se pueden clasificar en dos grupos:

Reportes:

  1. Reportes predefinidos
  2. Reportes a medida
  3. Consultas (“Query”)/Cubos OLAP (On-Line Analytic Processing).
  4. Alertas

Análisis:

  1. Análisis estadístico
  2. Pronósticos (“Forecasting”)
  3. Modelado Predictivo o Minería de datos (“Data Mining”)
  4. Optimización

Gracias a la tecnología, podemos conseguir muchos datos confiables sobre la empresa, desde ventas, hasta producción, pasando por gastos de gasolina, kilómetros recorridos, gasto energético, y un largo etcétera de variables, que nos permitirán analizar  hechos, para valorar lo qué es susceptible de ser mejorado, cambiado, modificado, y así obtener una mejora sustancial.

Es cierto que las soluciones tradicionales de Business Intelligence son difíciles de implantar, de mantener, de evolucionar y de usar, pero no en vano la tecnología avanza y nos está automatizando muchos procesos, y hay que invertir en esta tecnología (software y hardware), para mejorar los procesos

Podríamos decir que sería trasladar a todos las áreas de una empresa algo que los departamentos financieros llevan haciendo con el dinero toda la vida. Datos que serán analizados, y servirán para realizar previsiones económicas a medio o largo plazo, y así tomar decisiones en todos los ámbitos. Por supuesto, son datos muy útiles también los indicadores de productividad, que nos permitirán realizar una serie de mejoras en los procesos de producción.

Gestión del Business Intelligence

Existen muchos programas informáticos para el Business Intelligence. Hay quienes utilizan un Excel y lo hacen todo manual, otros, incluso, utilizan la agenda del Outlook para recopilar las tareas realizadas, en lugar de para las tareas que están por venir. Y luego están los programas específicos, como ‘MicroStrategy’, que son unos gestores de información para posterior análisis, o herramientas más específicas para medir variables mucho más específicos. Existen cientos de programas para Business Intelligence, y muchas maneras de utilizarlos, pero siempre dependerán de que los datos insertados sean fiables, y del posterior análisis que se realice de ellos.

La inteligencia empresarial no es más que la evolución lógica del análisis que antiguamente se hacían en toda las empresas de un modo manual y que se limitaba a gastos y beneficios, pero analizando todos los detalles de la empresa, por muy insignificantes que nos puedan parecer. Si sumamos todas las variables que pueden ser corregidas, ese beneficio, a largo plazo puede significar el éxito rotundo de la empresa.

Nora Larrea Noviembre 30, 2017
Por: Nora Larrea

Compartir en:

0 COMENTARIOS

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresa tus datos

Suscríbete al newsletter
Mx Register
Aparta ahora el dominio para tu proyecto